lunes, 23 de diciembre de 2013

Piérola, Jefe Supremo

Nicolás de Piérola, 
Jefe Supremo de la República. 

Considerando: 

1° Que los pueblos de Lima y del Callao me han investido espontáneamente, en sus respectivas actas, de la autoridad suprema del Estado con facultades omnímodas; 

2° Que el ejército y la marina nacional se han adherido en ambas ciudades a ese acto, que ha sido desde antes una aspiración general de la República, y que él está confirmado por el ejército del Sur y por todos los pueblos que se hallan en comunicación telegráfica con la capital; 

Decreto
Artículo único.
Bajo la denominación de Jefe Supremo de la República, acepto el carácter y las facultades de que se me ha investido. 

El oficial mayor de Relaciones Exteriores queda encargado de hacer publicar este decreto y de comunicarlo a quienes corresponde. 

Dado en la casa de Gobierno en Lima, a 23 de Diciembre de 1879. 
NICOLÁS DE PIÉROLA. 

Por orden de S. E.—El Oficial Mayor de R. E., E. 
Larrabure y Unánue. 
____________________

Nicolás de Piérola, 
Jefe Supremo de la República. 

Por cuanto es necesario organizar el despacho de la administración suprema, 

Decreto
Créanse siete secretarios de Estado en el orden y forma siguiente: 
De Relaciones Exteriores y Culto. 
De Guerra. 
De Marina. 
De Gobierno y Policía. 
De Justicia e Instrucción. 
De Hacienda. 
De Fomento, que comprenderá los ramos de obras públicas, industria, comercio i beneficencia. 
Dado en la casa de Gobierno en Lima, a 24 de Diciembre de 1879. 

NICOLÁS DE PIÉROLA. 

Lima, Diciembre 24 de 1879. 
Estando organizado por decreto de esta fecha el despacho de la administración suprema, nómbrase secretarios de Estado: 

Para Relaciones Exteriores y Culto, al doctor don Pedro José Calderón. 
Para Guerra, al coronel don Miguel Iglesias. 
Para Marina, al capitán de navio don Manuel Villar. 
Para Gobierno, a don Nemecio Orbegoso. 
Para Justicia, al doctor don Federico Panizo. 
Para Hacienda, al doctor don Manuel A. Barinaga. 
Para Fomento, a don Manuel Mariano Echegaray. 

Y por cuanto se encuentra ausente de esta capital el secretario de Gobierno, don Nemecio Orbegoso, nómbrase para encargarse accidentalmente de este despacho al secretario de Relaciones Exteriores y Culto, doctor don Pedro José Calderón. 

El oficial mayor del antiguo Ministerio de Relaciones Exteriores, queda encargado de comunicar esta resolución a los señores nombrados. 

PIÉROLA. 
Por orden de S. E.—
El oficial mayor de Relaciones Exteriores, 
E. Larrabure y Unánue. 

********************
Imagen gentileza de Jorge Pino Fuentes

Saludos
Jonatan Saona

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Pierola! bajo mi humilde análisis, me parece que no tomo las decisiones acertadas en el momento de movilizar tropas a Ancón en vez de hacerlas al Sur. ¿Existe algún indicio del porque tomó esta decisión? El desembarco era más como para las tropas chilenas por el Sur, pues la movilización de artillería peruana era muy tediosa para el Sur y chile había planificado todo a la perfección (Al sur tenian alimentos y apoyo - un valle y esclavos chinos)

Anónimo dijo...

..Piérola...asaltó el poder, para luego fungir de Dictador Supremo....eliminó de los cargos a los Militares de carrera, para sustituirlos con adictos a su gobierno.....tal es el caso del Crnl. Belaunde (Jefe del Batallon Cazadores de Pierola) quien fuera el único que huyo de noche de Arica....muchos de los partidarios de Piérola tuvieron esa actitud: (Duarte, Vento en el centro del Perú, sirvieron de guías a las tropas chilenas a través de las Montañas bravías de Los Andes, mientras buscaban enfrentamiento con los breñeros de Cáceres)

ws2falcon dijo...

El Perú aceptó, según el, su propuesta de gobierno. Más claramente, otra dictadura más. Tuvo gente que lo apoyó en todas sus aventuras revolucionarias. Tuvo que recoger el desastre que Prado dejó al irse. Definitivamente las cosas estuvieron totalmente en contra del Perú durante ese período de la historia.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...