lunes, 23 de diciembre de 2013

Lima y Piérola

"Entrada triunfal de Piérola en Lima 

La que ha hecho en las últimas horas de la tarde de hoy don Nicolás de Piérola, no merece otro nombre. 

El pueblo de Lima en masa, algunos de los batallones que durante el día permanecieron en el palacio de Gobierno, todas las clases de la sociedad en general, han acudido a la carretera por donde entró a Lima el ilustre patricio, a darle la prueba de su afecto y, mas que todo, a la Patria, de su amor. 

A las 7 PM., una numerosa cabalgata, compuesta del pueblo que acudió al Callao desde ayer, de sus amigos, y seguida por numeroso pueblo y el batallón Guardia Peruana atravesó las calles que conducen del monumento Dos de Mayo al palacio de Gobierno. 

Agolpado el pueblo al pie de los balcones de la calle de los Desamparados, pidió con insistencia la palabra del Dictador a quien proclamaba, el que expresó, entre otras frases de acendrado patriotismo, las siguientes: 
"No soy sino el medio por el cual el país manifiesta su deseo, que es el de vengar la honra de la República. 
"No tenemos elementos marítimos ni terrestres, pero tenemos todo, porque tenemos la ambición santa que guía al patriotismo de los peruanos en su único deseo.
"El país me lo ha dado todo, otorgándome también el derecho de exigirlo todo del pueblo. 
"Hoy no hay sino un unísono sentimiento, porque las pasiones que dividen al Perú no fueron sino pasiones nacidas aquí, y aquí tienen que morir (golpeando la baranda), pasiones individuales que hoy no existen en el país, desde que une a todos una aspiración común. 
"Que el Perú entero, en el pueblo de Lima, reciba el abrazo fraternal del antiguo proscrito y del patriota de siempre." 
La inmensa muchedumbre cortaba el discurso con sus estruendosos vivas y frenéticos aplausos. 
El pueblo recorre las calles de la población en estos momentos, vitoreando entusiasta al Dictador." 
__________________

"Acta Popular en favor de don Nicolás de Piérola

El pueblo de Lima, presidido por el Alcalde Municipal, el día veintitrés de Diciembre de mil ochocientos setenta y nueve, 

Considerando: 
1° La fuga clandestina del general don Mariano Ignacio Prado, en momentos en que el país necesita del denodado valor de sus hijos, y la ineptitud que hasta ahora ha manifestado en la dirección de la guerra, causa única de todos los desastres que ha sufrido la República; 
2° La imposibilidad de llevar adelante el orden constitucional, por la avanzada ancianidad e invalidez del primer Vice-presidente, la ausencia del segundo y la deficiencia de las leyes para estos casos anormales; 
3° La aspiración nacional que se cifra exclusivamente en el triunfo rápido y completo sobre el enemigo extranjero y exige el llamamiento el frente de la República del ciudadano que mejor pueda salvarla; 
4° La confianza que el señor doctor don Nicolás de Piérola inspira a los pueblos, por su probado patriotismo y su ilustración, que garantizan la buena dirección de la cosa pública y el honroso desenlace de la guerra; 

Resuelve: 
Elevar a la suprema magistratura de la nación, con facultades omnímodas, al ciudadano doctor don Nicolás de Piérola. 

En fe de lo cual firmaron la presente..... 
(Siguen muchas firmas.) "

*****************
Documentos publicados en la recopilación de Pascual Ahumada y Moreno
Imagen, El pueblo de Lima festejando el golpe de Piérola contra Prado. El grabado apareció publicado el 31 de enero de 1880 en el periódico británico "The Graphic". (publicado por Luis Guzmán Palomino en el grupo Guerra del Pacífico 1879-1884)

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

SEGUNDO JORGE CALLATA PEREIRA dijo...

El traidor mas grande de nuestra época republicana, fíjense, por temor a que el ejercito obtenga un triunfo ante los chilenos este sujeto traidor de Pierola impidió que el ejercito de 4,000 hombres acantonado en Arequipa se uniera al del Contralmirante Montero y así hacer frente a los chilenos en igualdad de condiciones apoyado por los Bolivianos. Su mente perversa y maquiavélica se solazó cuando el ejercito aliado fué derrotado por los chilenos en la batalla del Alto de la Alinza. No quería ninguna sombra del ejercito, el solo quería brillar aún a costa de la sangre derramada por muchos peruanos, este mentecato que de táctica y estrategia militar no sabía nada. Fue un aliado de los chilenos, permanentemente y con intención no quería que el Perú derrotara a los chilenos.Deberia ser declarado traidor a la patria, pero las autoridades actuales son una bola de timoratos y medrosos.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...