domingo, 22 de diciembre de 2013

Desembarco en Curayacu

Desembarco en Curayacu
(tomado del libro Mi campaña al Perú, de Justo Abel Rosales)

22 de Diciembre de 1880
Miércoles. Anoche, y especialmente antenoche, ha habido tremendas rascas de despedida. El pisco de Pisco, tomado desde la rada de Pisco, es quien ha revuelto tanto casco.

Hoy, a la diana, se dio orden, por el comandante, de estar listas las Compañías del Regimiento para el desembarco. Esta gran población acuática ha permanecido de amanecida, llenando esta pequeña Caleta. Desde temprano, los vapores remolcadores empiezan a moverse del fondeadero, remolcando a sus lanchas, todas dirigiéndose precipitadamente a otra pequeña Caleta situada a pocas cuadras al Norte. El “Cochrane” sigue también a ese punto. Nuestra barca empieza a levar ancla desde las 6 ¾ A.M. y a la hora en que escribo (7 A.M.), se continúa en esta tarea.
A esta hora, ya la mayor parte de la Escuadra se ha dirigido a ese lugar. Los buques pasan con gran algazara, las bandas tocando sus mejores piezas y todo demostrando un contento y alegría general. Parece que vamos a un gran paseo.
A las 7 horas 25 minutos, se levanta ancla y “Don Bernardo Castro” empieza a remolcarnos, dirigiéndose al nuevo fondeadero nombrado.
La costa la forma una larga muralla de granito, a cuyos pies llega el mar lamiéndolos con sus mansas aguas, que semejan una taza de café claro.
En estos momentos he obtenido del subteniente don Benigno Caldera, la nómina de los oficiales de que se compone la dotación del 2º Batallón, y es la siguiente:

1ª Compañía
Capitán Don Venancio González
Teniente Don José Gabriel Guerrero
Subteniente Don Luis S. del Fierro
Subteniente Don Francisco R. Tornero

2ª Compañía
Capitán Don Francisco M. Caldera
Teniente Don Benigno Caldera
Subteniente Don Francisco Ordoñez
Subteniente Don José María Bari

3ª Compañía
Capitán Don José Otero
Teniente Don Francisco Antonio Labra
Subteniente Don José María Vianco
Subteniente Don Rafael López

4ª Compañía
Capitán Don Marco Antonio Otero
Teniente Don Manuel Pérez Gacitúa
Subteniente Don Pedro Molina
Subteniente Don Ramón Bari
Subteniente Abanderado Don Andrés Cabrera

Mientras tanto, vamos costeando y divisando hermosas grutas que la naturaleza ha fabricado para dar un cambiante a este panorama igual en todas estas costas. Por entre una cadena de enormes peñascos divisamos admirados la bandera de la Cruz Roja, izada a bordo del “Paquete de Maule”. Este vaporcito se entró por una abertura de esas moles blanquecinas y fondeó en un escondite, que ni el diablo lo habría hecho mejor. Llegamos al fondeadero a las 8 ½ A.M. A esta hora vimos que una lancha llena de tropa tomaba dirección a tierra. El desembarco empieza.

En estos momentos sabemos la noticia de que la 1ª Brigada de la 1ª División, se ha batido con una fuerza enemiga, saliendo esta derrotada. Pero al mismo tiempo se agrega, que la División de Villagrán, que era solo la 1ª Brigada de la 2ª, se ha vuelto a Pisco por falta de agua. Esta noticia se comenta de distintas maneras.
A las 9 A.M. se piden las listas de revistas y se les pone fecha 15 del presente.

Se continúa el desembarco. Numerosa tropa empieza a subir una colina de arena. Llevan traje de brin y parece ser el “Buín”. Una enorme bandera chilena es llevada por un grupo de militares, cuyos trajes se confunden con el color del suelo. A las 9 horas 25 minutos, se iza nuestro hermoso tricolor en ese suelo peruano, que luego lo veremos hollado por nuestra planta. A su aparición, las bandas de música llenan el aire con las numerosas notas de nuestro Himno Nacional. A esta misma hora, rompe nuestra banda con el bellísimo himno patrio, mucho más hermoso en estas circunstancias y en estos lugares. La tropa prorrumpe en estruendosos vivas, mientras yo casi sudo escribiendo estos renglones. La alegría se pinta en todos los semblantes. Un pueblo entero, cubriendo la cubierta de esta gran flota, aclama delirante el tricolor, que parece invitarnos a tierra.
- ¡Viva Chile! – gritamos todos.
Que viva, que viva; Lima nos aguarda, y allá iremos en esta misma semana. Dios con nosotros y pues, y fuego.

(Inserto de un croquis del lugar del desembarco en el original)
A las 11 ¼ A.M., abordo, el sargento mayor Pantoja, comunicó la orden de desembarcar. A las 11 horas y 25 minutos, se dio orden de llenar todas las caramañolas y alistarse para la partida.
Entretanto, en tierra, las columnas se han ido formando, y a esta hora se ven gruesas partidas llegando a reunirse a sus Batallones, los cuales, unos permanecen en descanso y otros toman camino del interior.
Como a las 12 M el comandante ordenó que todos los oficiales fuesen a las Compañías a practicar el reparto de las raciones para la próxima marcha. Se empezó por la 1ª del 1º. Se repartió buena ración de charqui crudo y galletas. Luego, después se repartió caramañolas a los que no tenían, para lo cual se hizo venir un cajón de ellas de no sé que buque. Toda esta tarea se terminó a las 2 ½ P.M.
Por noticias traídas del “Cochrane” por don Antonio Urízar Garfias, que marcha con nosotros en calidad de corresponsal de no sé que diario (El Pueblo Chileno uno), se sabe que la Brigada Lynch se le espera hoy o mañana aquí, y se cree que no es cierto la noticia del combate.

Por un favor especial del cumplido amigo y buen compañero subteniente 2º Izquierdo, he obtenido copia de las instrucciones dictadas por el General en Jefe, respecto al desembarco, y dicen así:
I. El convoy se dirigirá primero a Pisco, donde debe reembarcarse la 1ª Brigada de la 2ª División, para formar parte de él.
II. De Pisco, esperando en todo caso la orden que se dará para la marcha, en vista de las noticias que allí se adquieran, se dirigirá al puerto elegido, para el desembarco y que es el de Chilca.
III. El desembarque, no habiendo enemigos que pretendan impedirlo, se hará en este orden:
1. Regimiento “Buín”.
2. 150 hombres de “Cazadores”.
3. Regimiento “Esmeralda”.
4. 100 hombres de “Cazadores”.
5. 1 Brigada de Artillería de la 2ª División.
6. Regimiento “Chillán”.
7. Regimiento 3º de Línea.
8. 1 Brigada de Artillería de la 3ª División.
9. Regimiento “Lautaro”.
10. Regimiento “Curicó”.
11. Batallón “Victoria”.
12. El resto de la Caballería de la 2ª División.
13. Regimiento “Zapadores”.
14. Batallón “Naval”.
15. 100 hombres de “Carabineros de Yungay”.
16. Regimiento “Aconcagua”.
17. 100 hombres de “Carabineros de Yungay”.
18. 1ª Brigada de Artillería de la 3ª División.
19. Regimiento “Santiago”.
20. Regimiento “Valparaíso”.
21. Batallón “Bulnes”.
22. Resto de “Carabineros de Yungay”.
23. Batallón “Valdivia”.
24. Batallón “Caupolicán”.
25. 1ª Brigada de Artillería de la 3ª División.
26. Regimiento “Concepción”.
IV. En caso de que el enemigo pretendiera oponer resistencia al desembarque, como esta operación debe hacerse protegida por la 1ª División, que debe llegar por tierra al punto indicado, al mismo tiempo que el convoy, y por la Artillería de la Escuadra, se dará preferencia a la tropa de Infantería de la 2ª División, desembarcando los cuerpos en el mismo orden indicado más arriba.
V. Oportunamente, y en vista de las noticias que se adquieran en Pisco y de la actividad que adopte el enemigo en Chilca, si la hay, se dictarán otras disposiciones. 

Instrucciones para el desembarco de las tropas

Llegando el convoy al puerto de su destino, proveerá a todos los cuerpos que desembarquen víveres, con ración  de rancho para dos días,  llevando cada soldado una caramañola con agua.
2º Dada la orden de desmbarcar, si no hay enemigo en tierra, se ejecutará ésta orden que esta prevenido en instrucciones del 14 del corriente  y en caso contrario, se hará en la forma y con las prevenciones que oportunamente se indiquen.
A medida que esas fuerzas vayan llegando a tierra, si no hay enemigos, pasarán a acampar en los lugares que oportunamente se designará a las Divisiones.
El delegado de la Intendencia del Ejército, que se halle a bordo del “Amazonas”, hará alistar las lanchas necesarias para la provisión de víveres y agua, tomando para el efecto una cantidad de barriles que vienen a bordo de la “Humberto I”.
El Jefe del Servicio Sanitario, hará alistar una sección con el personal y elemento necesarios para que desembarque y atienda a las curaciones de los enfermos en tierra.
A bordo de uno de los buques, se establecerá un Hospital para atender allí los heridos en la 1º curación en caso de encontrar resistencia al desembarcar.
El 21 de Mayo, servirá de Hospital, para reunirse en él todos los enfermos de los buques, durante la navegación, y los que resultaren de la 1ª Brigada de la 2ª División reembarcada en Pisco”.

A pesar de lo que se había dispuesto, hoy no desembarcamos. Otros cuerpos lo han hecho, y hasta el oscurecerse he estado viendo pasar lanchas repletas de soldados en dirección a tierra, lo mismo que de la loma o punto de reunión de las tropas han estado saliendo para el interior las filas de soldados y Escuadrones de Caballería.

En la tarde han salido para Pisco tres o cuatro vapores, a traer las fuerzas del general Villagrán, que estarán mañana aquí.
Hoy la tropa ha comido tan bien como nunca. Puede decirse que ha pasado comiendo todo el día. No así los oficiales, cuya comida sigue siendo detestable. Todos hemos adoptado el método de comer primero el rancho de la tropa. El comandante ni nadie se cuidan de esto. Por esto, los reclamos y la bulla que se forma en el comedor toman a veces el carácter de motín. En el almuerzo de hoy, algunos oficiales han ofrecido de bofetadas y de garrotazos al cabo encargado del servicio, hasta el punto de tener que intervenir el ayudante Castro. Yo, en voz alta, he dicho que en la mesa de los oficiales reina verdadero desorden, peor que entre los soldados; pero el ayudante, ni siquiera el comandante, oye. No adivinamos porqué es esto.
******************

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓ Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...