martes, 24 de septiembre de 2013

Respuesta a la Intimación

Telegrama

Lima, setiembre 21 de 1880 
(2 pm)

Señor prefecto y comandante general de armas del Callao

En este momento se recibe el oficio de US elevando la vergonzosa intimación del almirante chileno.

La destrucción del Covadonga, llamada por él alevosa celada, no ha sido sino la condigna pena que reciben los salteadores en mar como en tierra: ser castigados por su propio crimen.

Conteste usted al almirante chileno que, teniendo al frente en las aguas mismas del Callao, La Unión y el Rímac, venga a tomarlos si le acomoda; y que en cuanto al bombardeo de poblaciones indefensas, como Chorrillos, Ancón y Chancai, es digno de la manera como Chile hace la guerra; y que no puede tomarnos de nuevo, pues se ha hecho ya fuego sobre Ancón y Chancay es bombardeado diariamente desde antes de la destrucción del Covadonga

Rúbrica de S.E.
Villar.
______________

Callao, setiembre 21 de 1880.
Señor jefe de las fuerzas navales de Chile, presentes en este puerto.
Señor:

Acuso a V.S. recibo de su nota de la fecha.

Mi gobierno, en cuyo conocimiento puse el contenido de su citada comunicación, es de sentir, que teniendo V.S. al frente y en las mismas aguas a los buques peruanos Union y Rimac, puede V.S. venir a tomarlos, si le acomoda; y que el bombardeo de poblaciones indefensas como Chorrillos, Ancón y Chancai, es digno de la manera como Chile hace la guerra; sin que esto pueda tomarle al Perú de nuevo, pues se ha hecho ya fuego sobre Ancón, y Chancay fue bombardeado diariamente, antes de la destrucción de la Covadonga.

El hundimiento de esta nave, llamado por V.S., alevosa celada, no ha sido mas que la condigna pena que reciben los salteadores en mar i en tierra: ser castigado por su propio crimen.
Queda de esta manera contestada la vergonzosa intimación de V.S., estrañando de mi parte, que debiendo conocer los quilates del noble corazón peruano, se haya avanzado a suponer que pudiera pasar por tan indigna propuesta.

De las naciones civilizadas i grandes en carácter, es luchar con lealtad, y no ensayar su saña con poblaciones desarmadas.

Honroso sería para V.S. avanzar sobre las fortalezas de esta plaza, y no hacer el simple papel de espectador, en el largo espacio de cinco meses trascurridos desde el establecimiento del bloqueo.

Dios guarde a V.S.

L.G. Astete
*******************

Saludos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...