viernes, 6 de enero de 2012

Parte de Diez


COMANDANCIA DE LA BATERÍA ALFONSO UGARTE

Enero 16 de 1881.
Señor Mayor Jefe del Detall de las Baterías de Chorrillos y Miraflores.


Cumplo con el deber de dar parte a V.S. de los sucesos realizados en el combate librado en el día de ayer contra las naves chilenas, operando al mismo tiempo hacia tierra, sobre el ejército que atacaba nuestra línea de defensa en el valle de Miraflores.

A las 11.45 A.M., los blindados Blanco Encalada y monitor Huáscar, seguidos de la corbeta O'Higgins y cañonera Pilcomayo, navegaron con rumbo al N.O., hasta la altura de los baños, y dando frente a mi batería, navegaron proa a tierra.

Inmediatamente di parte a V.S. de que la escuadra enemiga se disponía para un ataque, y que esperaba sus órdenes para romper los fuegos sobre ella; pero advirtiendo V.S. la existencia del Cuerpo Diplomático en el pueblo de Miraflores, con el exclusivo objeto de tratar sobre negociaciones de paz, me indicó me esperase mientras iba a pedir órdenes al Jefe Supremo. Durante su ausencia los buques evolucionaron hasta ubicarse a la distancia de 4 a 5.000 metros, quedando al frente el Blanco y la Pilcomayo, flanquéandolos por el sur la corbeta O'Higgins, y por el norte, el Huáscar, permaneciendo en esta actitud hasta las 1.30 P.M., hora en que llegó V.S. manifestándome poco después que S.E. el Jefe Supremo ordenaba no romper sus fuegos, orden que había sido comunicada por el sargento mayor don Manuel Carrera, con quien mandó V.S. consultar a S.E. después de su regreso a la batería; pero habiendo el enemigo sorprendídonos rompiendo un nutrido fuego de fusilería sobre nuestros reductos, lo hice, a mi vez, con la batería de mi mando, por orden de V.S. enfilando las piezas Rodman sobre el ala izquierda del ejército enemigo, y puedo asegurar a V.S. que han ocasionado muchísimas bajas; pues se veían caer los proyectiles en el centro de su fuerza, al mismo tiempo que la sección Parrot hacía fuego sobre los buques.

A las 4 P.M. fue reforzada la escuadra con dos lanchas cañoneras, haciéndose, por consiguiente, más nutrido el fuego que se nos hacía, quedando la batería dominada por cuatro radios de fuego, de lo que es V.S. testigo ocular. 

A las 5 P.M., y después de haber quemado el último saquete, recibí de V.S. orden de retirada, pues el señor coronel Rosa Gil, que con su batallón protegía nuestra batería, nos manifestó personalmente la derrota de nuestro ejército.

Procedí a organizar la fuerza que, a las órdenes del segundo jefe sargento mayor Carrera, fue conducida al fuerte de Santa Catalina con el mayor orden.

Una vez inutilizadas la piezas, procedí, ayudado del ayudante, subteniente don Pedro Carlín y del condestable Victoriano Soriano, a incendiar dos barriles de pólvora que nos quedaban, sin tener una vara de franela para poder hacer saquete; concluida esta operación, nos retiramos a la capital, entrando en ella a las 7 P.M., con el objeto de reconcentrarnos al ejército.

No concluiré, señor mayor, sin recomendar al segundo jefe y oficiales de la batería, que cumplieron su deber valerosamente, lo mismo que el capitán Rodríguez y teniente Barraza, al mando de 30 hombres de la compañía de ingenieros, y teniente 2º de la armada nacional don Manuel Balbuena, que se presentó solicitando un puesto, que le fue concedido por V.S.

Antes de concluir, haré a V.S. presente, por creerlo así de mi deber, que la batería tenía a su servicio 121 hombres, de los cuales entregué al señor coronel Rosa Gil 25, que me fueron remitidos dos días antes del combate por la Comandancia General, y que eran inútiles para el servicio del arma; pues no hubo tiempo para adiestrarlos. Me quedaron, pues, útiles para combatir 96 hombres, de los cuales 38 eran natos de la batería, y los restantes me fueron mandados por el señor coronel don Ambrosio J. del Valle, el mismo día 15, del cuerpo de artillería de campaña, en el cual fueron solicitados por mí en vista de la exigua cantidad que tenía.

Asimismo diré a V.S. que el número de tiros hechos por esta batería, asciende a 197, siendo 80 sólidos y 117 huecos.

Además, adjunto a éste la relación nominal de jefes y oficiales que combatieron en esta batería.

Es todo lo que tengo que decir a V.S. en cumplimiento de mi deber.

Dios guarde a Ud. Sr. Mayor

JOSÉ E . DIEZ
***********************
Fotografía batería 1 de costa, tomada por chilenos, enero 1881

Saludos
Jonatan Saona

2 comentarios :

Rastros de Guerra dijo...

Jonatan:
En el encabezado del parte debe decir:

Señor Mayor Jefe del Detall de las Baterías de Chorrillos y Miraflores.

En el final antes de la firma:

Dios guarde a Ud. Sr. Mayor

Saludos,

JCFG

Jonatan Saona dijo...

Se agradece la corrección y aporte.
saludos

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...