miércoles, 4 de enero de 2012

Parte de Amunátegui

1ª DIVISIÓN - 2ª BRIGADA

Callao, enero 23 de 1881.
Señor:

Con arreglo a las instrucciones de V.S., el 12 del corriente, a las 5 P.M.,dejé con esta brigada el campamento de Lurín y marché a incorporarme al resto de la División que se hallaba en el centro de la planicie que conduce a los cerros de Chorrillos, donde se encontraba fortificado el enemigo.

Los cuerpos de la brigada, Regimiento 4º de Línea y Chacabuco, formaron en columnas paralelas a la izquierda de la 1ª; en este orden marchamos hacia los fuertes citados. A las 3.30 A.M. y ya cerca de ellos, se formó en dos líneas paralelas por batallones y en esta formación marchamos hasta las 4.50 A.M., hora en que el enemigo rompió sus fuegos sobre nuestras líneas, el que no fue contestado, por tener orden de no hacerlo hasta hallarnos de 200 a 300 metros de distancia.


La brigada continuó avanzando con empuje y valor sobre los fuertes y trincheras que coronaban las alturas.

Designados de antemano por V.S. los fuertes que cada cuerpo debía atacar, cupo al 4º y Chacabuco los que se hallaban a nuestra izquierda, pues se había dispuesto que el Coquimbo atacase por retaguardia de las líneas enemigas, para cuyo efecto su comandante recibió órdenes particulares.

A la distancia convenida se dio orden de romper el fuego de avance, y ambos regimientos siguieron haciéndolo hasta tomar el fuerte que se les había designado; pero no habiendo cedido los otros fuertes que se hallaban más a nuestra izquierda, se continuó el ataque hacia ellos, hasta que el enemigo los abandonó y se replegó en la mayor altura del Morro Solar, donde tenía buenas fortificaciones y trincheras avanzadas.

Tomados todos los fuertes que se hallaban a nuestra izquierda, V.S. me ordenó que continuase el ataque a la trinchera de la altura. Para dar cumplimiento a esta orden, me puse de acuerdo con el Jefe de Estado Mayor, coronel señor Gregorio Urrutia, y convinimos en hacer un ataque simultáneo, atacando él, con parte del Regimiento Talca, por la derecha del cerro, y yo, con parte del 4º, 2º y Artillería de Marina, por su izquierda. Estas fuerzas, en número de 300 hombres, más o menos, atacaron la primera trinchera que fue tomada; pero el enemigo tenía varios cuerpos de su ejército, y todos ellos se desprendieron con el objeto de flanquearnos, movimiento que obligó a retirarse a nuestras fuerzas a causa de sus escaso número. Inmediatamente pedía a V.S. que me enviase refuerso, el que llegó oportunamente, compuesto de la reserva del ejército, quien batió los últimos restos de los defensores del fuerte citado.

Durante el combate, la brigada de artillería de montaña del mayor Gana disparó con certeras punterías hasta que agotó sus municiones por completo, viéndose en la necesidad de bajar de los fortines en que se encontraba, para no exponer inútilmente su tropa y ganado.

Me hago un deber en recomendar a V.S. al cirujano voluntario don Juan Antonio Llausás, que me acompañó durante las ocho horas que duró el combate, asistiendo a los heridos en el mismo campo.

Muy especialmente, señor coronel, recomiendo a los jefes de los cuerpos de la brigada, coronel señor Domingo de Toro Herrera, del Chacabuco, comandantes señores Luis Solo Zaldívar y José María 2º Soto, de los regimientos 4º y Coquimbo; como también a los demás jefes y oficiales subalternos, pues cada uno cumplió más allá de su deber en los distintos combates que tuvieron lugar.

Las bajas por muertos y heridos que han tenido los tres cuerpos de esta brigada, ascienden a 57 jefes y oficiales y 894 individuos de tropa. Por separado acompaño a V.S. los partes y listas nominales de éstas.

Dios guarde a V.S.
J. D. AMUNÁTEGUI

Al señor Coronel Comandante en Jefe.
*****************
Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

ws2falcon dijo...

57 oficiales y 894 individuos de tropa entre muertos y heridos. Ok, ganaron, pero también recibieron lo suyo. Las tropas Peruanas cumplieron magnícamente su deber.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...