miércoles, 27 de abril de 2011

Niño Leoncio Prado

Niño Leoncio Prado

Leoncio Prado Gutiérrez nació en Huánuco el 26 de agosto de 1853.

Fue hijo del futuro General Mariano Ignacio Prado (presidente del Perú en los períodos 1865-1868 y 1876-1879) y de María Avelina Gutiérrez Cortés, siendo bautizado el dia 31 de agosto de 1853 por el teniente cura de la iglesia parroquial de San Sebastián de Huánuco, don José López Tineo, habiendo sido su padrino Gregorio Durand y testigos de la ceremonia Simón Galdós y Pedro Torres.

Partida de Bautismo de Leoncio Prado
En la Iglesia parroquial de San Sebastián de Huánuco a los treintaiun dias de Agosto de mil ochosientos cincuenta y tres años, Yo el infto Teniente de cura exorcisé, bautisé, puse óleo y crisma a Leoncio de cinco días de nacido hijo natural de Don Mariano Prado y de D. María Abelina Gutiérrez: fué su padrino D. Gregorio Durand, y testigos D. Simón Galdós y Pedro Torres de que certifico. José López Tineo.

Cuando tenía seis años, su padre vivía en Lima y él junto con su madre en Huánuco; el padre que ya era coronel del ejército peruano, los hizo llamar a Lima y así llegan madre e hijo en junio de 1859. Leoncio ingresó para comenzar sus estudios a un colegio y su madre ingresó al Convento de Copacabana.

El coronel EP Mariano Ignacio Prado, en una carta que envía a la madre de Leoncio, le dice:
"obliga siempre a este niño, que me escriba para que no se vaya a acostumbrar a ser desamorado. En casa de Bezada quedaron una camisitas suyas y allí quedó también su monturita para los días que quiera montar en sus caballitos que están en la hacienda de Bezada. En esta misma casa, a donde irá siempre, encontrará cariños y atenciones…”.
A los seis años, se le retrata por primera vez; luego de tomada la fotografía el niño Leoncio la “malogró”: había dibujado sobre su cabeza con un alfiler, un escudo nacional del Perú.

Desde niño se sintió fascinado por la carrera de las armas: le fascinaban los ejercicios militares, las paradas y la vida del Regimiento de la Unión, del cual era jefe su padre Mariano Ignacio. Siempre acompañaba en las evoluciones a dicho regimiento y a menudo los acompañaba en sus ejercicios militares. Terminó rogando a su padre que le permitiera el ingreso en la vida militar. 

El 1 de abril de 1861, vio cumplidos sus sueños antes de cumplir los 8 años. Vistió el soñado uniforme de militar, pasando revista en el regimiento como soldado distinguido. Su madre se emocionó tanto, que el pequeño Leoncio quiso quitárselo, pero su madre lo impidió diciéndole: No, hijito, es tu destino

A los 9 años de edad ingresó al Colegio Guadalupe, y paralelamente a los doce años ya era cabo en el Regimiento de Lanceros de la Unión. Llegando el año de 1865, en el que el se agravó conflicto con España, y su padre lideró la llamada Restauración Nacional

A los trece años dejó el Colegio Guadalupe siendo Leoncio Prado incorporado como guardiamarina en la fragata Apurímac, unidad que formó parte de la escuadra del capitán de navío Manuel Villar. así a temprana edad, inicia su carrera en las armas, el futuro héroe de Huamachuco.

La fotografía que se muestra, es la primera que se tomó Leoncio Prado, a los 06 años, y que tiene el escudo nacional hecho por el mismo con un alfiler. la imagen pertenece al Colegio Militar Leoncio Prado, cuyo museo tiene muchos objetos y fotografias del Héroe.
**********************
Fotografía propiedad de la familia de Genara Prado, donada a la Escuela Militar Leoncio Prado

Saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Anónimo dijo...

Hay muchos datos históricos sobre nuestro gran héroe huanuqueño, como su reloj que le fue arranchado a su emisario y luego fusilado por los chilenos.Dicha escena ,se suscita cuando ya Leoncio Prado se encontraba gravemente herido en el paraje de Cushuro. Para proveerse de medicinas ,como no tenía dinero envía al emisario campesino su reloj de oro para que haga trueque hacia la ciudad de Cajamarca que estaba sitiada después de la batallla de Huamachuco. El sitio o casa donde iba era persona de una mujer conocida por la causa patriótica. Al ser descubierto y arranchado el reloj, los que lo capturan o entregan a su jefe y este observa que el reloj tenía las iniciales de L.P.G y el oficial se alegró porque ya se enteraba quien era el mencionado coronel, nada menos que el hijo del ex presidente del Perú Mariano Ignacio Prado. El desenlace ya se sabe, pero el que más se acerca a la verdad es la de Abelardo Gamarra el Tunante, que peleó en el mismo campo de batalla y después escribió un libro sobre la batalla de Huamachuco.

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...