sábado, 25 de abril de 2009

Manuel Baquedano

Nació en Santiago el 1 de enero de 1823, Fue hijo de Fernando Baquedano y Teresa González.

Manuel Baquedano estudió en el colegio del clérigo Juan de Dios Romo y en el Instituto Nacional. A los 15 años inició una carrera militar que lo llevaría a ser comandante en jefe del Ejército durante la Guerra del Pacífico.

No terminaba todavía el colegio, cuando en 1838 estalló el conflicto contra la Confederación Perú-Boliviana.


En el momento en que el Ejército se embarcaba para ir a Perú, Manuel huyó de su casa y se escondió en el barco donde iba el regimiento de los Cazadores a Caballo, comandado por su padre. Luego de días de navegación fue descubierto, y ante la imposibilidad de devolverlo a Chile, se le incorporó al batallón bajo el cuidado del sargento Moscoso.

Participó entonces en las batallas de Portada de Guías, Huaraz, Matucana y Yungay, siendo promovido a alférez en agosto de 1838 y teniente graduado en marzo de 1839, a los 16 años de edad.

Comienza su educación militar

Al volver a Chile, Manuel comenzó su educación militar, y solo en enero de 1845 fue ascendido a teniente efectivo del regimiento de Cazadores. En diciembre del mismo año, fue transferido como teniente al regimiento de Granaderos a Caballo. En diciembre de 1846 fue nombrado ayudante mayor del regimiento, y en enero de 1850, capitán efectivo de Granaderos.

Retiro a la actividad agrícola

En abril de 1854, Baquedano se vio involucrado en un confuso motín de cuartel, luego de lo cual fue separado de su cargo y enviado a una ciudad de La Frontera como jefe de plaza. Renunció al servicio activo, y con sus ahorros y créditos adquirió un fundo cerca de la ciudad de Los Ángeles, al que llamó Santa Teresa.

El gobierno no aceptó su renuncia y lo nombró ayudante de la comandancia general de Armas de Valparaíso en marzo de 1855. Ante una petición del mismo Baquedano, en abril fue trasladado con igual cargo a la comandancia de Armas de Arauco, para que estuviera cerca de su fundo.

En agosto de ese año fue designado comandante del Escuadrón Cívico Nº 3 de Arauco. Entre 1855 y 1869 se dedicó a transformar su fundo en una propiedad agrícola productiva, y en 5 años esta ya le había rendido una fortuna.

Retorno a la vida militar

Baquedano retomó su vida militar en 1859, cuando el gobierno lo llamó para enfrentar la revolución que estalló en Concepción; por sus servicios fue ascendido a sargento mayor efectivo en junio de ese año.

Siete años después, en octubre de 1866, fue nuevamente ascendido a teniente coronel, pasando a cumplir funciones en la ciudad de Los Ángeles, las que combinó con su labores agrícolas.

A fines de 1868 fue requerido de nuevo en el Ejército, frente al levantamiento indígena encabezado por Quilapán y otros caciques. Bajo las órdenes del general José Manuel Pinto, jefe de las fuerzas de la alta frontera, participó en diversos enfrentamientos en Malleco y en Renaico, de enero a mayo de 1869. Por sus servicios, en septiembre de ese año, le fue confiado el mando del regimiento Cazadores a Caballo, el mismo cargo que tuvo su padre.

Sigue su ascenso en Santiago

Al mando del regimiento Cazadores a Caballo, se trasladó a Santiago. Sus servicios militares en La Araucanía y su personalidad abierta con el mundo civil, le permitieron ganar un prestigio en los gobiernos liberales y en la población santiaguina.

En julio de 1870 fue ascendido a coronel y dos años más tarde fue nombrado coronel efectivo por el gobierno de Federico Errázuriz Zañartu. En 1875 fue designado, en forma interina, inspector general de Guardia Nacional y comandante general de Armas de la capital.

En 1876, Baquedano fue ascendido a general de brigada. Este cargo tenía cuando estalló la guerra con Perú en abril de 1879. Su participación en ella se inició en la Campaña de Tarapacá, como comandante de la Caballería, cuando en noviembre de 1879 desembarcó en Pisagua bajo la órdenes del general y comandante de Infantería Erasmo Escala.
**************
Texto biografiadechile.cl
saludos
Jonatan Saona

1 comentario :

Raúl Olmedo D. dijo...

No cabe duda de que Manuel Baquedano, en 1838 y 39, se batió en Portada de Guías (agosto) y Yungay (enero).

En Matucana, en cambio, no pudo estar. No se registra su nombre allí, y de hecho la fuerza combinada chileno-peruana que combatió ese día (un 18 de septiembre, nada menos) contra las tropas bolivianas de Santa Cruz, estuvo integrada exclusivamente por infantería. (212 chilenos del "Santiago" y 60 peruanos de una compañía de cazadores de infantería = 272). La falta de caballería, como anotan los historiadores, implicó que luego del triunfo de Matucana no hubiera persecución. Y Baquedano era entonces alférez de caballería.

En cuanto a Huaraz ¿ Cual es ese hecho de armas ?
Se registra una serie de choques durante diciembre de 1838 y primeros días de 1839 en el sector : en Huaura, en el puente de Llaclla, en Llata, y hasta una retirada presurosa del Ejército Restaurador desde Huaraz, sin combate (en que, por otra parte, actuaban Lanceros en la retaguardia. El Cazadores estaba en otra parte del callejón de Huaylas ese día).
¿ Cual sería, entonces, la acción de Huaraz en que participó Manuel Baquedano ?

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...