jueves, 11 de septiembre de 2008

Basilio Urrutia

Nació en Parral el 14 de junio de 1816. Hijo de Mariano José Urrutia Leiva Sepúlveda y de Eulalia Vásquez Villalta.
El 14 de junio de 1837 ingresó al ejército como Soldado del Batallón “Valdivia” y participó en la guerra contra la Confederación Perú Boliviana...

El 17 de abril de 1879 Basilio Urrutia fue designado ministro de Guerra y Marina, haciéndose cargo de los preparativos para la campaña al Perú.

El nuevo Ministerio contaba con hombres de reconocido mérito, encanecidos en el servicio del país. Con don Antonio Varas, Secretario del Interior, compartían las tareas de Gobierno don Domingo Santa María, en Relaciones, don BASILIO URRUTIA, en Guerra y Marina; don Jorge Huneeus, en justicia e Instrucción; y don Augusto Matte, en Hacienda,


Pero la dificultad de la designación de ese ilustre y valiente soldado, consistía en que se le sacaba de su verdadero puesto, ora como jefe de las Fronteras, o más propiamente de la Araucanía, comarca que él había pacificado con los méritos de su honradez y sagacidad, ora como el más natural y prestigioso general en jefe del ejército que él mismo había formado: al paso que careciendo de las dotes de organizador, que era la suprema necesidad del momento, iba a ser colocado, con daño propio, en un puesto en que se malograrían sus más sobresalientes facultades de capitán y de soldado.

Los dos ministerios, el entrante y el saliente, cambiaron esta vez lastimosamente los frenos, eligiendo el último general en jefe al anciano general don Justo Arteaga, indicado claramente para ministro de la guerra, y el primero, llevando a ese puesto a un glorioso veterano acostumbrado a los campos (BASILIO URRUTIA), que se ahogaba en las oficinas y que llegó a palacio con las espuelas de campaña clavadas todavía en el tacón de su bota y escoltado por un escuadrón de granaderos que trajo consigo...

La pérdida del “Rimac” produjo en el país general indignación, contra los directores de la guerra, desde sus bufetes civiles.
El pueblo de Santiago se reunió en un mitin monstruo, bajo los balcones de la Moneda.
El general Urrutia, Ministro de la guerra, que no había tenido arte ni parte en la captura del transporte, fué ultrajado de palabra y de obra por el populacho al dirigirse al Palacio del Congreso.

Abierta la sesión del Senado, Vicuña Mackenna, senador por Coquimbo, lo recibe en las astas, culpando al Ministerio de incompetencia e ineptitud.

Renunció al cargo indeclinablemente el 20 de agosto de 1879.
Falleció en Santiago el 3 de junio de 1881.
********************
Cualquiera que desee intercambiar imagenes escribir a joensare@hotmail.com

Saludos a todos
Jonatan Saona

No hay comentarios :

Publicar un comentario

GDP1879 te invita a visitar↓↓↓


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...